Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

A mi Madre y a todas las Madres del Mundo
El Alma del Mundo es Virgen de Ensueño, que con el maternal cariño del Ideal que adora, lleva la Rosa en su pecho con Sentido de Aurora, viendo fluir de lo Eterno lo que hubo ayer, lo que habrá mañana, por siempre y ahora.

Raghozini
Madre: hoy celebramos tu ternura, tu dulzura, tu fuerza, tu poder, tu gracia, tu alegría, tu paz, tu felicidad, tu belleza. ¡Gracias por ser fuente de Vida!, ¡Gracias por existir!

En nombre de la Fraternidad Rosacruz Antigua y de su fundador y director magnifico, el inolvidable Maestro Israel Rojas R. del hermano Jesús González B. y en el mío propio, reciban una cordial y caluroso saludo fraternal, en este día maravilloso del 10 de mayo de 2020, en el cual se conmemora la bella festividad de las madres…-en cuarentena por la pandemia-… Por esta época todos los años, solemos hacer un paréntesis -y en este año no hay exención- en la locura de nuestros pensamientos y en nuestro sentir personalista, para unirnos con todo nuestro afecto y en comunión espiritual, con nuestras madres y con todas las madres del mundo.

Os expresamos de la manera más viva, que en el seno la fraternidad Rosacruz estamos siempre vinculados espiritualmente a ese Sentido Vivificante del AMOR MATERNAL, porque sabemos que siendo este la expresión del Amor Verdadero, tiene la virtud de que en él radica la perpetuación de la Vida en todos los seres.

A través de los tiempos, el Aspecto Maternal de la Vida ha sido y es el Divino Sentido por excelencia, porque es como una sensitiva transparencia, que nos muestra que él es el verdadero y divino amor… ¡cuando lo sentimos, es una Armonía, y no hay nada que eleve y dignifique tanto al hombre, como el sentido del amor y la armonía cuando reinan en su corazón!

Los Rosacruces, Sabios Maravillosos y poseedores de una sensibilidad exquisita, adoran profundamente el sentido Maternal en todos los aspectos de la infinita existencia: valga decir, desde el aspecto más sutil o subjetivo hasta el más denso u objetivo de la creación. Son dignos de su adoración, desde la Divina Madre del Mundo o ANIMA MUNDI. Esencia infinita de todo existir, de todo cuanto palpita y vive, hasta el aspecto más densificado de la Energía, nuestra madre tierra de cuyos elementos se conforma nuestro cuerpo, templo viviente en cuyas reconditeces se oculta la Divinidad.

Aun cuando la inteligencia del hombre está todavía muy lejos de saber aprisionar el Divino Sentido Maternal en sus más elevadas expresiones, podemos decir que los Rosacruces han trabajado siempre para lograr una buena compresión de ese aspecto delicado y sensible del Alma profundamente expresado en el Sentido Maternal de la Vida; y nos dan a conocer una jerarquía maravillosa, con el fin de que nuestra inteligencia pueda captar el sentido de la MATERNIDAD UNIVERSAL, radicada en el Alma del Mundo, esencia única de la cual proceden todos los seres y toda manifestación, pues de aquí emana esencialmente todo cuanto existe, pero esto no es un principio de la existencia porque el principio no ha existido, nunca, sino que es

una «eternalidad» simplemente de esa energía primaria. De ella se van densificando a través de las edades partículas, para convertirse primero en substancia, luego en materia y finalmente en forma.

El panorama es de aurora…. ¡Allí está el amanecer de una vida! Es un niño que llora y una madre que ríe…… Sonrisa de Amor y llanto de dolor. El Amor y el dolor viven Juntos, el uno nace del otro; el Amor es la SUBLIMACIÓN de la vida; y el dolor, la fricción que se sufre en la lucha para vivir; solemne misterio de la humana existencia.

La madre sufre al producir una nueva vida, pero al sentir el éxtasis del milagro…

¡Sonríe! Mientras que el Ser que nace a la vida humana, llora la ausencia del angélico paraíso que acaba de abandonar; en la madre aflora el Santo y Maternal AMOR; así por ello, el Amor y el dolor se hermanan, reaccionando el uno en el otro; son como la luz y la sombra dependiéndose y perpetuándose, pues sin sombra la luz es invisible y sin la luz, no tendríamos sensación de oscuridad. La madre nuestra es a nosotros, lo que la naturaleza es a la creación; fuente inagotable es la naturaleza al perpetuarse en creaciones, así como nuestra madre es inagotable en nuestro amor.

Nuestro mentor y fundador, iniciado Raghozini nos instruye diciéndonos que “La Virgen del Ensueño es la Madre del Mundo, es la razón de ser de todas las cosas, es algo que debemos Sentir en la hondura del Corazón”.

“He buscado una Imagen que hiciera posible este Sentido, este concepto, y por una gracia o Divino Encantamiento de la atracción magnética de la Escuela ha aparecido esta Divina Imagen, que ahora entregaremos a cada quien para que pueda extasiarse en su Divina contemplación.

Es una Virgen de Ensueño, es una Virgen delicada, es una Virgen que AMA el Sentido Materno que lleva en la hondura de sus entrañas para un día poder convertirse en Esplendorosa Fuente de LA VIDA y entregar a la humanidad en curso de Evolución el contenido de su Esencia, el Poder del Germen que recibe con Divino Cariño, para entregar después al proceso de Evolución, esa Facultad de LA VIDA hecha Sustancia y Forma, para que todas las cosas se vuelvan Autoconscientes de su propia Divinidad, de su propia Esencia.

Y nosotros haciendo referencia a esa Divina Esencia de todas las cosas a través de nuestros estudios tenemos lo más alto, lo insondable, lo absoluto, la Divina Madre, la Madre Magnifica y Eterna en Perpetuo Movimiento, inasible a nuestros sentidos, imposible de alcanzar en la Inteligencia, imposible de captar en la Comprensión Intelectiva de la humanidad, imposible de agarrar con la Fuerza de la Voluntad

caprichosa y cambiante, que es el estado actual de nuestra Evolución.

Pero tenemos un camino maravilloso para lograr captar ese Sentido, esa Armonía, esa Belleza, esa Perfección de LA VIDA Universal hecha Sustancia y vida en nosotros. Está maravillosamente alegorizada en la Rosa. ¡La Rosa: ¡delicada, bella, Armoniosa, aromática y Sutil que la Virgen Madre -porque lleva en su Esencia la posibilidad de serlo- exhibe en su Corazón con Divino Sentimiento, con Divina Armonía de las Edades! Es una figura verdaderamente increíble que Eleva nuestra Inteligencia o que debiera Elevarnos progresivamente por la Fuerza desde la piedra hasta la Divinidad misma en el Esplendor de su Divina Esencia. Hasta alcanzar lo insondable, lo absoluto. Aquellos que han logrado llegar a aquella Esfera ya no regresan más. Se van por todos los tiempos y esperan la Eternidad de las Edades cuando humanidades en curso Luminosas y Brillantes puedan alcanzar efectivamente la Magnitud de esa Consciencia. Eso está reflejado admirablemente en esta Virgen de Ensueño:

El Alma del Mundo es Virgen de Ensueño que con el maternal cariño del Ideal que adora lleva  la  Rosa  en  su  pecho  con  Sentido  de Aurora viendo fluir de lo Eterno lo que hubo ayer, lo que habrá mañana, por siempre y ahora.

Esta es la concepción exacta de algo que no podemos definir pero que debemos SENTIR, que debemos AMAR, que debemos REALIZAR en el Santuario de nuestro Corazón para que se convierta en Verdad esa promesa de las Religiones, ese alcance de la Filosofía y esa profundidad del Sabio que a través del tiempo está mirando en el futuro, en el pasado y en el Eterno Ahora para llegar al Sentido de la Cosa en Sí, del Alma del Mundo.

¡Oh Divina Alma del Mundo! ¡Oh Divina Esencia de todas las cosas! ¡Oh Divina Madre de todos los Seres! ¡Oh Divina Madre esplendorosa que hace posible la existencia de todo cuanto es, ha sido y será! ¡Haz Divina Madre que tu Sentido se una a esta Esencia o Sentido mío, para que pueda AMAR con toda la Fuerza, con todo el Poder

del Corazón, con toda la Energía de la Inteligencia tu Divina Esencia, tu Divino Poder!

¡para que pueda ser a través de las Edades un mensajero de tu Eterna Verdad, de tu

Realidad Intrínseca, de tu Alcance Espiritual, Eterno e Inmutable!

Ésta pequeña charla está dedicada a todas las madres presentes, a todas las madres ausentes, a todas las madres del mundo, a dar Ideas ligeras, superficiales de algo que realmente nosotros no podemos definir, pero que podemos Sentir y Vivir, que podemos Comprender en el Sentido, nunca en la Inteligencia.

La Inteligencia es una Emanación de Aquello, la Voluntad es una Emanación de Aquello, la Sensibilidad es una Emanación de Aquello, la Consciencia es una Emanación de Aquello, la Vitalidad es una Emanación de Aquello, estos Cuerpos nuestros, Templos del Espíritu donde hace eclosión la Energía de la Divina Madre, para que por reacción a través del tiempo y del espacio podamos ser Autoconscientes de Ella, Ella de nosotros, y así en Círculo de Eternidad se convierta en Uno. ¡Es algo verdaderamente esplendoroso y magnifico!

Los invito a que imaginemos en determinados momentos de contemplación lo insondable, lo absoluto como un reguero de estrellas, desde las cuales Emanan Energías llenas de Luz y Esplendor, que se van opacando sucesivamente hasta que llegan a nuestra corporeidad. Allí toda Luz aparentemente desaparece en lo externo, pero en lo Interno está la Divina Energía de LA VIDA, la Potencia del Espíritu como lo está en cada átomo del Cosmos, que es una Encarnación de la Divina Madre. Y luego viene el trabajo, el trabajo del Artista, el trabajo del Fundidor que empieza a sacar de aquella quietud aparente de la Materia la Divina Energía del Espíritu, y haciendo una alegoría lo vemos como el Fundidor que golpea el Material Metálico de la Sustancia para modelarla y convertirla en el Divino Arte de la Idea que ha engendrado en la hondura de su Corazón. Así nosotros debemos golpear la Hondura de nuestro Ser, debemos golpear la hondura de la Energía Cósmica hecha Sustancia y Vida en la Esfera de nuestra interioridad para ir ascendiendo progresivamente por la Escala de Jacob: vemos aparecer vegetales, animales, hombres, dioses, Superhombres, Ángeles y Arcángeles todos procedentes de esa Divina Energía del Espíritu, que el Poder de nuestra divina madre naturaleza, ha hecho posible que encarne en la naturaleza de todos los Seres esa Divina Esencia, ese Divino Poder Magnifico. Cuando esa Fuerza llega al Corazón tenemos el AMOR Unificante de todos los Seres y de todas las cosas, cuando esa Divina Esencia llegue a los Centros de la Consciencia podremos Comprender el pasado, el presente, el porvenir, porque TODO ES UNO EN LA ESENCIA DEL ESPÍRITU, EN EL CALOR MATERNO, EN LA ESENCIA

DE LA DIVINA MADRE. La Divina Madre de todos los Seres, la Divina Madre de todas las cosas.

¿Pero podrá la Divina Naturaleza ser Madre sin el Principio Paternal?

¡SI! y ¡NO! Porque Ella lo encarna, porque ella es un Divino Andrógino, porque en Ella radica la Belleza de lo Femenino y la Plenitud de lo Masculino, porque ella es la Divinidad en todos los Seres y en todas las cosas. Y es la más Grande Oración que podamos nosotros a través del tiempo y del espacio hacer que ese Divino Fuego de nuestra inferioridad, Ascienda Esplendoroso hacia la Esfera de nuestro Corazón y que esa Esfera de nuestro Corazón ilumine la Esfera de nuestra consciencia, para que la Consciencia, el Amor y la Voluntad sean como Divina Antorcha que nos permita Iluminar el pasado, el presente y el porvenir. Eso es lo que encarna la Sabiduría de los Rosacruces, éste es el Conocimiento maravilloso de las Edades. Así como el Poeta pudo encarnar el Sentido Luminoso de EL VERBO, EL VERBO de Vida. ¿A quién se le ha llamado EL VERBO de Vida? Al Nazareno, porque él había encarnado el Divino Sentimiento del AMOR Universal, porque por Fuerza de Amor había encarnado la Sabiduría de las Edades, porque por Fuerza de Amor había realizado esa Voluntad Omnipotente que lo hacía invulnerable hacia las cuestiones tridimensionales de la vida fenomenal, porque él era un dios en Esencia y en acto. En eso debemos convertirnos nosotros: dioses en Esencia pero también en acto, dioses en el Sentido pero también en Consciencia, dioses en Voluntad pero también en Armonía Universal, de la Belleza, del Bien y de todo el Esplendor que emerge de la Esfera de interioridad, de este Divino Átomo de la Energía Universal, de este Divino Poder de la Divinidad encarnado en nosotros como Sustancia y Vida que tiene la capacidad de Multiplicar la especie, pero también tiene la capacidad de Iluminar los Sentidos Internos para que ellos un día en Sublime Éxtasis alcancen la Plenitud del SER y la Grandeza misma de la Divinidad.”

Cuando no tenemos, claramente conscientizadas estas cosas, vivimos confundidos y esta confusión es la que se constituye en el puntico aquel que nos duele y que no quisiéramos que alguien lo tocara, porque nos recuerda y se nos ahonda nuestra confusión, no es otro el puntico; para evitar las confusiones, es preciso estudiar y conscientizar la ciencia de la vida; que es la ciencia de los movimientos infinitos de la Energía Universal. ¿Y cuál es, o que es, la Energía Universal? Pues el «Alma del Mundo». El Anima Mundi – como llamaba a esta esencia nuestro querido Raghozini. Esa esencia de la que todo emana, es la esencia de la cual somos, en la cual vivimos y en la cual tenemos nuestro Ser. ¡Estudiemos pues, las Leyes Divinas que rigen la acción y la reacción de este Divino y Supremo Poder! Y así evitaremos ese puntico doloroso e incómodo.

“Así -pues- si colocamos nuestra IMAGINACIÓN Generadora impactando la Esfera de IESOD en forma Bella y Estética, Amando la Vida, viene la Inspiración de hecho, viene la Iluminación, viene la aclaración de todos los Conceptos, viene sencillamente la Regeneración Espiritual del hombre. Por eso  todo Iniciado guarda una Joya Oculta, que no puede mostrar ni profanar jamás, que siempre debe decirlo en forma ESTÉTICA, SUBLIMATORIA y BELLA: La Esfera de IESOD. Y sobre esa Joya Preciosa, sobre ese Sol de Media Noche, sobre ese Diamante de las Edades, debe Trabajar siempre: es La Piedra de Talla. Y a medida que la impacta con Imaginaciones más Puras, más Brillantes, más Espirituales, más Veraces, más Libres y más Bellas: así se irá haciendo su EGO. Se convertirá su EGO -que es el Fruto de la Evolución de aquello-  como  Emanación  de  EL  ALMA  DEL  MUNDO.  El  EGO  es  un  Foco  de CONSCIENCIA derivado de EL ALMA DEL MUNDO. De tal manera que es la MADRE del EGO. CRISTO -el EGO- nació del Poder de la Voluntad del PADRE y de la VIRGEN MADRE. ¡Científica, Verdadera y Esencialmente Pura Verdad Kabalística!”

¡Oh! Divina ALMA del Mundo, Luz Infinita condensada en mi -en la Esfera de IESOD – Ilumina mi Corazón y hazlo Esplendente para que la Eterna Verdad brille en él”.

Hay que adorar a la Deidad Suprema tanto en su aspecto Masculino como en el Femenino, o sea como Padre Universal y Madre Universal del Mundo. Al aspecto femenino se le dan varios nombres y el más conocido es Madre del Mundo. Todas las mujeres se consideran como representantes de la Divina Reina de la Maternidad, el ideal más elevado de la mujer.

Ella que es todo compasión, observa con infinita ternura y desvelo nuestra vida en la  tierra, tanto  lo  bueno  y  malo  de sus hijos  y  todo  lo  santo  y  bello  que  Ella representa. Si no fuera porque Ella debe saber también que época es una fase de la que debe salir una civilización más noble, más justa, más amable y más gentil, seguramente su corazón se desgarraría por lo que ella puede ver. Ella en su Divino Amor permanece cerca de sus hijos, como un gran espíritu, Ella está actualmente presente dentro de nuestros corazones. Ella es la perfecta incorporación de todo lo que hay de más elevado y noble en la feminidad. Su corazón está lleno de Amor y Compasión hacia todos nosotros, y si bien Ella ve nuestras imperfecciones, no nos condena, más bien trata de acercarnos más a su amoroso regazo, aun mientras transgredimos.

De ahí la profunda significación de aquellos movimientos que enfocan la atención de ciertos aspectos, de los problemas del mundo por doquier, y no se tiene en cuenta los que conciernen al nacimiento de una nueva raza de hombres y a la vida y obra de la mujer en el mundo. Hay muy pocos de tales movimientos en la tierra, nacidos de la Ternura y Compasión por la humanidad, de la visión espiritual y de un reconocimiento de la Existencia de un Principio Femenino en Dios, en toda la Naturaleza y en el Hombre. La Madre del Mundo, trabaja siempre por la causa de la maternidad humana, y aun ahora está dirigiendo todo Su gran poder y exigiendo que toda si cohorte trabaje para la elevación de la feminidad a través de todo el mundo.

Hermanos: “Exaltad a las mujeres hasta que todas sean vistas como reinas, y para tales  reinas  sea  cada  hombre  como  un  rey,  para  que  se  honren  mutuamente contemplando su realeza. Que cada hogar, por pequeño que sea, se convierta en una corte, cada hijo en un caballero, cada niño en un paje. Que todos se traten con caballerosidad, honrando en cada cual su parentesco real, pues hay sangre real en cada hombre, todos son hijos del rey”.

El iniciado Raghozini nos instruye diciendo: “Hay momentos solemnes o maravillosos en la vida, en los cuales nuestro Ego interno se hace Endoconsciente de la Divina Omnipresencia del Alma del Mundo, tal, por ejemplo, en un esplendoroso amanecer, cuando el rosicler de un nuevo día nos deja contemplar algo así como un manto delicado y sutil que envuelve a la Naturaleza, sin ser visible para nuestros sentidos físicos, pero sí sensible para el aspecto Alma, que es omnipresente y que se radica en todos los seres, la esplendorosa luz del Sol, que hace eclosión en las gotas del rocío, en el policromado color de las plumas de las aves, en las alas de las mariposas, en las corrientes cristalinas de las aguas, en la cima de la espina dorsal de los cuadrúpedos, en los pétalos de las flores, pues en todo se extiende ese Divino Hálito de la Vida Universal que nos habla de infinito, pues eso momentos son solemnes, porque nos hablan de lo infinito de la esplendorosa Alma del Mundo.”

Ustedes saben exactamente -y la experiencia tiene que haberles enseñado- que un Poeta es algo diferente, un Poeta es algo distinto, un Poeta se pone más en conexión con EL ALMA DEL MUNDO que el que no tiene aquella Estética. Igualmente, un Músico, igualmente un Pintor, igualmente un Escritor, está inspirado. Por eso éstas se llaman: «LAS DIVINAS ARTES». Y lo son porque subliman. Pero no estamos refiriéndonos a esa decadencia que hoy se llama “Arte”, que es barbarismo. Estamos refiriéndonos a la verdadera SENSIBILIDAD ESTÉTICA.

¿Había ustedes pensado jamás que existiera en el mundo una Escuela con tanta plenitud, con tanta grandeza, con tanta perfección? Imposible imaginarlo. Cuando empezamos estas clases de Kábalah, sabiendo exactamente por la Tradición Iniciática, que debía permanecer siete años hablando solamente de filosofía, pensaba en el cansancio que podrían experimentar ustedes. Pero corría el tiempo y tenía la satisfacción de ver de nuevo sus rostros, hasta que ya pudimos ocuparnos de la Ciencia, y cada vez más en la hondura de la Ciencia, y cada vez más en la realidad de la Luz Astral Universal. No hay nada más, no existe nada más sino Ella, la Divina Madre del Mundo; pero para poder ser Madre, tiene que estar fecundada por el Espíritu. Y ¿Cuál es el Espíritu? El Primum Mobile, el Primer Movimiento. Y nosotros damos ese movimiento, voluntaria o involuntariamente; tenemos que aprender día a día a dar movimiento voluntario a la Luz Astral Universal. Cuando nosotros trazamos un plan estético en el mundo de la Imaginación, se va realizando maravillosamente; cuando tenemos temor o incertidumbre, no culmina, o si culmina, está lleno de dificultades, de problemas.

Los Rosacruces han poseído el conocimiento de la Sabiduría en todos los tiempos, no importa cuál sea la alegoría, no importa que la alegoría hierática sea caldaica, no importa que sea persa, no importa que sea galo celta, no importa que sea de la cultura Náhuatl, porque ellos poseyendo el Espiritual Conocimiento de la Verdad Eterna pueden fácilmente vislumbrar el hecho en el expresado y riguroso símbolo.

Hay una palabra Sagrada que es la primera vez que en Colombia se va a explicar su contenido: la palabra “AMEN”. Esta se pronuncia al principio y al final de los ritos, se habla de que es una palabra mágica, es una palabra que posee poderes extraordinarios. Se dice que el significado de AMEN puede ser: “Así Sea”, otros categóricamente con más Sabiduría la significan como “Así Es”; y así es, ese sí es el contenido de la palabra, porque la palabra caldea está compuesta de ALEPH: el Aliento de la Vida Universal y la MEM: el aspecto sustancia, materia y forma. Es la Armonía de los Complementarios, es lo Masculino y lo Femenino de la Seidad verificando un maravilloso acoplamiento para generar o regenerar.

Por eso evidentemente es la palabra del Misterio, es la palabra de la ciencia, es la palabra de la Sabiduría, es la palabra del Divino Conocimiento; son estas dos columnas que  hacen  posible  toda  manifestación,  son  el  Aspecto  Masculino  y Femenino de la Seidad, son el zoospermo y el óvulo, son evidentemente todo, porque sin la omnipresencia de aquellos poderes nada puede ser generado. Es una palabra sacrosanta de origen caldeo; es el Aleph: el Aliento de Vida Universal y es el Mem: la sustancia animada por el Aliento que se convierte en el Alma del Mundo ahí está el misterio del Alma del Mundo. Por eso el Amor entre el hombre y la mujer pone en actividad el Alma del Mundo, ya para generar o para regenerar el Sentido Espiritual de la Consciencia y de la Vida.

Es la primera vez en Colombia, que esta palabra ha sido explicada con tanta precisión en beneficio de los que escuchan y de las generaciones futuras que han de seguir. Porque, Hermanos todos, ustedes tienen la sagrada misión de transmitir esta Sabiduría a través de los tiempos, una vez que este vehículo fenecido haya dado libertad a este Ego para elevarse hacia los mundos espirituales. Pero desde allí estaré tratando siempre de impulsar este movimiento hasta que me corresponda el nuevo tiempo en que he de renacer. Esta es la función Sagrada y maravillosa del Verbo Creador de la Vida, porque la Verdad solamente se transmite de labio a oído, porque escrita pierde mucho de la esencia, pierde mucho del contenido, pierde mucho de la Espiritualidad. Entonces, Hermanas y Hermanos, que la Armonía de los Complementarios, que el Divino Amen, los llene de Plenitud por tiempo y espacio.

Hermanas y hermanos: La madre es como el sol que todo lo da y nada pide y si alguna vez pide, solamente solicita lo que ella derramo y a raudales, con un sentido que para ella es amor y que para el psicólogo seria sacrificio. ¡No! El sacrificio para ella es el desplazamiento de su amor, porque en prodigar su amor consiste la plenitud de su existencia; por eso si algo pide; no es otra cosa que amor, que fue la dádiva que ella prodigo caudalosamente.

El dolor de la madre al descubrir en el hijo de sus entrañas desamor hacia ella, no tiene en la naturaleza nada análogo con que comparársele… ¿quién podría expresar la frase adecuada para exteriorizar el desgarramiento anímico de una partícula del corazón materno? … ¡solamente el corazón en su tortura puede sentir su intensidad sin poder medirla! No se ha podido ni se podrá describir el sensible dolor materno, a experimentar desamor de aquello que es una partícula de sus entrañas; ante esa tortura sin nombre, ante este desgarramiento de su alma, siente en silencio profundo, en la hondura de su corazón sin poder exteriorizarlo, el contenido de esta frase: NO HAY DOLOR COMO MI DOLOR.

Nuestra madre. “es la mujer más bella entre las bellas” como dice el poeta. La madre es divinamente bella para su hijo, para sus hijos, porque en ese sentir no interviene la morfológica estructura de su físico; esta se esfuma como el ideal, y el ideal tiene la belleza en el sentir, no se calcula y no hay formula numérica para mensurarla; es la cuarta dimensión que todo lo supera, porque transciende la limitación del tiempo y de la forma.

¡Los ojos de la madre, son dos estrellas luminosas… luces que guían nuestra vida siempre hacia lo bueno, siempre hacia lo bello, siempre hacia lo excelso de la vida! Cuando reprende dignifican y cuando aman elevan, subliman al hombre a las más altas cumbres de la idealidad.

Así es, la forma como los rosacruces comprenden y guardan como un tesoro el más sublime sentido que en la tierra pueda expresarse acerca del amor. Pues es el sentido maternal donde radica la virtud excelsa de hacernos sentir en todo su fuerza y pureza, aquella divina energía que cohesiona todo lo noble y grande que encierra el corazón humano.

¡Pensemos con el corazón, que la vida de toda madre no es más que un grandioso poema de amor que embellece la vida, y que endulza toda la amargura del humano existir…! Madres presentes y ausentes, benditas todas vosotras, que en tu entrega donáis al mundo con nuevas vidas, nuevos esplendores y nuevas esperanzas. En vosotras radica la renovación eterna del mundo y del género humano y ni aun dejando vuestra física, dejáis de amar a quien disteis posibilidades de existencia aquí y en el más allá, siempre estáis prodigando amor, porque el amor es el rozón primordial de vuestras vidas. Y aun después de abandonar la fan de este planeta para volar a los especian infinitos, permanecéis a nuestro lado ejerciendo vuestra amorosa influencia, que es divina armonía que se proyecta en todos los seres a quienes alcanza vuestro inmenso cariño.

Así es como desde allá, desde esas altas esferas y esos mundos sutiles que son ahora vuestro reino armonioso, desbordáis vuestro amante corazón para que, en todo los hijos e hijas de mujer, sea una realidad e irradie el divino amor universal; pues este es el único poder, el único amor divino que todo lo armoniza, todo lo embellece, lo transforma y lo dignifica. De modo pues que el poder grandioso de vuestro amor madres del mundo, hará posible la transformación de esta inconsciencia humana que nos tiene al borde del abismo, en una armonía que habrá de reinar en el corazón de todos los hombres y con ellos y con ellos todos los seres de esta tierra.

¡Para vosotras madres presentes, y para todas las madres del mundo, os deseamos que disfrutéis de un día de verdadera plenitud, y que siga siendo vuestro el porvenir del mundo!

Con amor profundo feliz día de las madres. Les dejo esta poesía cuya autoría es del Hermano Jesús González B.

En tanto que mece la cuna del niño

Y arrulla su sueño con tierna canción Contempla extasiada la frente de armiño De aquel pedacito de su corazón.

¡Qué locos proyectos cruzan por su mente!

¡Como fantasea su Amor Maternal!

Su hijo será héroe, gallardo y valiente; acaso un artista de fama mundial. Absorta en su sueño de madre amorosa, Olvida sus largos sueños de esposa,

Sus ondas tristezas, su cruel soledad.

Su injusto abandono, sus noches de olvido; Y al ver la sonrisa del Ángel dormido Bendice dichosa su maternidad.

Fraternalmente
Manuel de Jesús González C.

What's your reaction?
0Cool0Bad0Happy0Sad

Add Your Comment

Fraternidad Rosacruz Antigua

Calle 56 No. 16-53
Bogotá - Colombia

Teléfono: 547 91 81

Correo electrónico: fraternidadrosacruzantigua@gmail.com

Horarios

Reuniones Públicas:
Todos los sábados de 4:00 a 5:15 pm.

Conferencias Públicas:
Segundo Domingo de cada mes: 11:00 am.

Servicio de Biblioteca:
Sábados: 2:00 a 4:00 p.m. Entrada libre

© Fraternidad Rosacruz Antigua 2021. Todos los derechos reservados.